viviendas verticales

México es uno de los países más poblados del mundo, donde el tema de vivienda se ha convertido en una situación de importancia, debido a las situaciones de conectividad, contaminación e infraestructura que se han desencadenado. Por lo que una posible solución es el modelo de viviendas verticales, que propone un crecimiento hacia arriba en lugar de horizontal, donde los espacios sean aprovechados al máximo, ofreciendo múltiples beneficios.

  1. Calidad de vida de las viviendas verticales 

Gracias a la arquitectura que conforma a un desarrollo vertical, es posible que sus habitantes obtengan una mejor calidad de vida, debido a que están enfocados en cubrir sus necesidades materiales, sociales, de salud y de tipo económico.

Materiales. Se trata de espacios de usos mixtos, es decir, los residenciales suelen tener zonas comerciales, puntos gastronómicos, áreas de entretenimiento y amenidades, con la finalidad de ofrecer comodidad y evitar el desplazamiento de las personas.

Sociales. Es posible que los residentes generen comunidad al contar con espacios y actividades en común. 

Salud. Debido a las distintas amenidades enfocadas en promover y motivar la actividad física, la relajación y la convivencia.

Económicas. Gracias a que dentro del propio residencial existen lugares recreativos, con los que se evita la movilidad, el uso del automóvil y por lo tanto un ahorro económico al tener todo dentro de tu hogar.

Adamant León Campestre es un residencial vertical enfocado en cubrir estos 4 aspectos con áreas especialmente diseñadas para mejorar el nivel de vida de sus residentes.

  1. Seguridad

Generalmente un desarrollo vertical suele contar con acceso controlado para obtener un mejor registro de visitas y por lo tanto brindar mejores condiciones de seguridad a quienes lo habitan.  

Además del acceso controlado, algunos lugares optan por incluir cámaras y Lobby, lo que ayuda a brindar mayor tranquilidad para ti y tu pareja o familia.

  1. Cuidado al medio ambiente

Un punto a favor de las construcciones verticales es que al optimizar el espacio, reducen la expansión de las urbes hacia zonas rurales, brindando un menor impacto a las zonas verdes y agrícolas.

Además, gracias a que existe una concentración de servicios y espacios, es posible reducir el uso del automóvil y con ello la contaminación acústica y los gases de efecto invernadero.

  1. Fácil acceso

Otra de las ventajas de la verticalidad es el fácil acceso que se tiene a distintos servicios, es decir, gracias a su ubicación céntrica, es posible abastecer y cubrir las necesidades de sus habitantes, pues es posible estar más cerca de avenidas principales, escuelas, hospitales, bancos, espacios recreativos, comercios, restaurantes, entre otros.

Adamant León Campestre: galardonado con el Muse Design Award

Adamant León Campestre es el residencial vertical en León, Guanajuato, cuya propuesta ofrece un excelente nivel de vida y que este año se hizo acreedor al Muse Design Award en la categoría de Diseño Arquitectónico gracias a que:

  • Detona la densificación urbana
  • Propone el uso mixto del residencial
  • 60% de la superficie es habitable 
  • Tiene 1 plaza de equipamiento urbano 
  • Posee más de 15 amenidades 
  • Es adaptable y funcional con el entorno 

¿Te gustaría vivir en Adamant León Campestre? Comunícate con nosotros al 📞+52 477 713 6666  o platica con un asesor por WhatsApp y agenda una visita a nuestro Showroom.